Fortaleza

Tiempo, el bromista, se burla de ti, tu vida es un aliento fugaz,

tu cumpleaños es endeble para aquel viejo diablo, la Muerte.

Y aunque obtengas la gloria, o hayas nacido para la belleza,

tu pompa y vanidad son vanos, el tiempo te pondrá afuera con desdén.
Tiempo, el cínico, se burla de ti, y te mantiene a raya,

él ignora las grandes hazañas que haces, y censura tu orgullo.

El triunfo de tu ayer él lo compagina con el pasado,

él se mofa con la decadencia de tu tumba y al final pide la cuenta.

Todo esto lo sé, ¡pero qué me importa!
A pesar de su palabra polvorienta sostengo en alto mi bandera andrajosa, y balanceo mi espada rota.

En la noche más negra vislumbro un brillo y cuido una fe sublime,

para hacer, para atreverme, para esperar, para soñar con luchar contigo, Tiempo, enemigo del hombre,

sí, en la oscuridad, una rayo inmortal para abatirte, Tiempo tirano.
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *