Elecciones colombianas: una alcaldesa lesbiana confirma decadencia del uribismo duquista

Las victorias de Alianza Verde en Bogotá, donde por primera vez gobernará una mujer, y en otras varias ciudades demuestran que “el país está buscando alternativas“, dijo a Maldita Realidad en conferencia por Skype el senador Antonio Sanguino. Para el parlamentario, el pueblo colombiano se cansó de Álvaro Uribe y “la política tradicional“.

El gran derrotado es el uribismo” sintetizó Sanguino, senador de Alianza Verde de Colombia, tras las elecciones celebradas el último domingo. El triunfo de Claudia López en la alcaldía de Bogotá, y las victorias de varios candidatos alternativos en muchas ciudades importantes, demuestran la intención de los colombianos de una alternativa al oficialismo.

 Según el senador, los resultados demostraron que el Partido Verde “es un depositario de confianza” de ese electorado ávido de un cambio electoral. Así, repasó, la Alianza Verde obtuvo victorias electorales no solo en Bogotá, donde Claudia López se convirtió en la primera mujer en ganar la alcaldía, sino también en ciudades importantes como Calí, donde triunfó Jorge Iván Ospina.

Sanguino también destacó los candidatos que, sin pertenecer al partido, triunfaron en coaliciones apoyadas por los verdes. “También hemos ayudado a que Juan Carlos Cárdenas ganara la alcaldía de Bucaramanga, hemos acompañado a Carlos Caicedo que ganó de manera contundente la Gobernación del Magdalena, repetimos la alcaldía de Santa Marta con Fuerza Ciudadana y hemos ganado la de Manizales, Florencia, Boyacá y la alcaldía de Villavicencio en coalición con el Polo“, detalló.

Los resultados favorables a la Alianza Verde, sumados a otros en los que triunfaron candidatos alternativos al uribismo, hacen que para Sanguino quede demostrado que “el país está agotado de la polarización que hemos vivido en el último tiempo y de una actitud bastante prepotente y autoritaria por parte del Gobierno“.

De la misma forma, el senador señaló el hartazgo de la ciudadanía con “la corrupción y clientelismo”. Para Sanguino, la sorpresiva victoria de Jairo Yáñez, el candidato de la Alianza Verde, en Cúcuta y el triunfo de un outsider como William Dau en Cartagena, significaron derrotas de esa “política tradicional”.

El uribismo —corriente política que apoya la figura del expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez (2002-2010)— también perdió bastiones como el departamento de Antioquía y su capital Medellín.

El resultado puede ser, además, un mensaje que llegue directamente al presidente colombiano Iván Duque. “Esperemos que el presidente Duque supere su sordera respecto al país. Parecería que está ensimismado y éste es un mensaje muy claro de la ciudadanía“, apuntó.

Claudia López, la nueva alcaldesa de Bogotá, es una mujer aguerrida, una luchadora que conozco del movimiento estudiantil por la constituyente a comienzos de los noventa, cuando ya tenía una actitud de mucho carácter“, recordó el senador, en referencia a la participación de López en los reclamos estudiantiles que en 1991 exigían una reforma constitucional.

Sanguino calificó a la alcaldesa electora como “una mujer incorruptible” que proviene de “los sectores populares y las clases medias y que logra identificarse con la mayoría de los ciudadanos bogotanos“. Pero además, el senador hizo hincapié en que López “es disruptiva en su vida personal“, al haber explicitado públicamente su lesbianismo y su relación con la activista Angélica Lozano. López también se desempeñó como senadora entre 2014 y 2018, algo que para Sanguino “le ayudó a forjar un liderazgo que hoy se ve premiado por esta elección“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *