Tic-tac

Escucho el tic-tac de mi reloj de un dólar en mi oído.

‘Levántate’ parece decir: ‘Contempla otro día para agarrar la llave dorada de la oportunidad,

para girar el cierre mágico, ¡tic-tac!
‘Otro día para conquistar alguna meta que persigues en vano,

para cantar la canción más dulce, tal vez para enderezar un mal,

para ganar una altura no escalada donde ayer fallaste,

para dar una batalla conmovedora, ¡tic-tac!’
Has excedido me aliento, a cada latido se acerca más la muerte…

¡Oh Dios, garantízame unos cuantos años más de vida,

para que de algún modo pueda probar mi amor y lealtad:
Enrolla este reloj estropeado, tic-tac, tic-tac!

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *