Muchacho soldado

Mi muchacho soldado ha cruzado el mar para combatir al enemigo,

pero regresará para hacer de mí una mujer honesta.

Así estoy todo el día cantando a pesar del derramamiento de sangre,

porque aunque sé que él me ha hecho mal acabaremos casándonos.

Mi muchacho soldado está en casa de nuevo, tan valiente y fuerte pero oh,

mi corazón está mudo de dolor porque él está sin fe.

Trajo consigo a una señorita francesa, planean un matrimonio,

quizá me vaya, nadie sabrá de mi aborto.

Mi muchacho soldado ha hecho su elección, ella lo llevará a realizarlo,

me digo que lo disfrutaría, tal vez no se arrepienta.

Pero oh, aquel estrellado mes de mayo, ¡salvajes palabras de amor!

Permanezco sola y no me lamento… Mi corazón está roto.
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *