La novia del marinero

El duerme junto a mí en la cama, sostengo su cabeza sobre mi pecho,

oh, cómo me gustaría que estuviésemos casados, porque él navega en la mañana.

 

Desearía no haber sido tan amable, pero el amor es placer y la pasión ciega,

mientras esté fuera de visión estará fuera de la mente, y él va en barco en la mañana.
Siento su hijo agitarse en mi vientre, pobre bebé, nacido a una amarga condena,

¡qué espantosamente oscura será la tristeza cuando se vaya en la mañana!
Un marinero necesita cortejar a una muchacha en cada puerto,

para él es sólo un poco de deporte… Mi corazón se rompe en la mañana.

 

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *