Jane

Mi hija Jane hace vestidos para hermosas princesas,

aunque ella es llana, vanidosa trabaja con la aguja

y hace cosas muy bonitas para parientes de reyes.
Ella lee los periódicos de imágenes dondes las regalías cortan atajos,

y a menudo me dice: ‘Qué ricos deben ser,

que casi todos los días pueden pagarse un nuevo vestido’.
Yo digo: ‘Si tus princesas pueden fabricar hermosos vestidos,

aunque broten de un trono pensaría más en ellos.
Una noble y una muchacha de tienda son un par en mi mente’.
Jane dice: ‘Pero para que me respalde debería saquear cosiendo.

En cambio, trabajo con alegría, en exquisito empleo,

adornando ricos vestidos para princesas elegantes…

¡Condenados molestos sociales, que critican a los mejores!
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *