Einstein

El fue un pequeño hombre tímido, con pizarrón y tiza en mano,

y millones estaban conmovidos porque no podían entenderlo.

El dijo: ‘E es igual a Mc2: probaré que es cierto’.

Sin duda puedes, tu hombre maravilla, ¿pero servirá para nuestro bien?,
¿prolongará nuestro ciclo de vida y multiplicará nuestra comida?,
¿traerá paz entre las naciones hacer ecuaciones?

Sin duda debemos agradecerte por la verdad más allá de nuestro conocimiento,

pero después de todo, ¿qué hiciste para aliviar el destino de los hombres?,
¿cuántos miles como tú deben ser apreciados junto a Cristo?

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *