El santo bebedor

Fue en un pub en Battersea, lo llaman “Rosa y Corona”,

me pareció de repente que el Señor estaba mirando hacia abajo,

el Señor estaba mirando desde arriba, y su rostro estaba brillante,

y yo estaba lleno de un torrente de amor por toda la raza humana.
Luego vi tres hombres ancianos que no estaban dichosos,

y parecían bastante sorprendidos cuando a cada uno le di un beso.

Besé a cada uno en sus calvas con corazón de gracia Celestial…

Y entonces pareció que había un problema grande alrededor del lugar.

Me tenían en alto ante el juez de paz, pero aunque conté mi historia

él me sentenció a pasar una semana en el predio de una cárcel escocesa.
Entonces cuando amablemente me liberaron, por favor no piensen erradamente,

si el batallador Bill de Battersea, por amor a toda la humanidad te da un beso.
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *