La Lotería

“Joven compañero, escucha a un amigo: Ten cuidado del matrimonio,

es una apuesta, es el hombre el que lleva la parte perdedora en cada disputa matrimonial”.

“Joven señorita, el matrimonio es mayormente una cruel cruz de ocultamiento de esperanza. Es una rareza un casamiento bendito, y la mujer lleva la parte sucia”.

… Ese es mi consejo al hombre y la mujer,

pero aunque lo escuchen pocos lo tomarán.

El cura ejerce su feliz comercio, el matrimonio se parece más a lo que hagan ustedes de él.
Si papá o mamá buscaron consejo de mí, cuyos cabellos están hoy canosos,

y temerosos de atarse al lazo nupcial, ¿debería estar yo aquí para contar la historia?

No, muchacho y señorita, no incumplan el romance,

no escuchen a este viejo y cínico pecador,

como un arrogante Colón tomen su oportunidad,

y tal vez su número sea el ganador.

Lejos está eso de mi consejo, pero en la relación marital la apuesta más segura es el compromiso y la mutua consideración.

 

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *