El túnel

El trabajo es un túnel, no hay salida para tipos como yo,

un mendigo con sólo bravura y fuerza, lo peor de lo peor es libre,

pero trabajo para comer y como para trabajar,

siempre es el mismo viejo círculo

y no fallo porque el día que lo escamotee me sepultarán bajo tierra.

 

Supongo que Dios pretendió que fuera de este modo,

porque el hombre debe hacerse su pan,
nací para la servidumbre, para ganar mi paga,

esclavo del día en que estoy muerto,

para vivir en un túnel, para morir en una zanja,

eso es lo que hacemos tipos como nosotros,

porque los pobres deben hacer a los ricos más ricos,

y muchos deben servir a unos pocos.

Sí, vivimos en un túnel la mayoría de nosotros,

temerosos de perder nuestro trabajo,

pero quién tiene derecho a quejarse y maldecir,
así la copa está caliente en la hornalla.
Y no debería tener a mi esposa quejándose,

y no puedo dejar que los niños se apuren:

entonces trabajaré en mi túnel y me arrastraré y encadenaré,

¡Cavar, cavar y cavar!, hasta el final.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *