Mis hermanos

Mientras hago rimas mi hermano John hace brillantes zapatos que las damas se prueban,

y encontrando el que les calza y gusta los compran y usan con elegancia,

pero la mía es otra historia porque la canción no está en venta.

Mi hermano Tom es dueño de una sastrería, y las damas

se detienen y prueban los modelos que él diseñó y ricamente los pagan, lo comprendo:

ni siquiera una sucia chirola puedo hacer con mi rima.

Mi hermano Jim vende cosas para comer como tripas, salchichas y patas de cerdo.
No me atrevo a pararme junto a su vidriera a menos que pueda ofrecerme una chuleta,

porque por más que sea un bardo hambriento, ¡al infierno, digo yo, con la caridad!
Todos mis hermanos están orgullosos de sus carteras,

pero aunque maldiga mi pobreza no cambiaría mi bajo destino con ellos por una diadema:

una buhardilla y una corteza para mí, y resmas y sueños de Poesía.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *