Florrie

Porque era una salvaje desenfrenada y di la bienvenida a varios amantes,

desearía descubrir quién es el padre de mi hijo.

Porque aunque sé que no está bien entretenerse en tiernos brazos

una camarera debe ser amable con Tom, Dick y Harry.
Mi verdadero amor era Jim, el cazador furtivo: hubiese deseado que mi hijo fuese de él.

Pero no podía hacerlo padre porque estaba en prisión.

Como me gustan los uniformes, tuve un soldado y un marino,
entonces estaba también Pete, el pintor, y Timothy, el sastre.
Aunque la virtud duele el vicio no es bonito, dicen que errar es humano,
¡compañeras!, una paga un precio amargo, es un infierno ser una mujer.

¡Oh, queridos! Por qué nací una chica que odiaba decir: No, señor.

Mejor en mi triste paso culpe al señor Simms, el almacenero.

 

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *