Oh, es bueno

Oh, es bueno beber y comer, y luego junto al fuego amable fumar y amontonar los leños,

y descansar y soñar al deseo del corazón.

Oh, es bueno cabalgar y correr, vagar por el bosque verde, libre y salvaje,

para cazar, holgazanear al sol, saltar en el mar risueño.
Oh, es bueno con mano y cerebro labrar con gusto la tierra elegida,

y luego del esfuerzo y sudor honesto ver la cosecha del trabajo realizado.
Oh, es bueno vagar lejos y buscar aventuras en tierras extrañas,

sí, oh, tan bueno regresar a casa, el amor de terciopelo de las pequeñas manos.
Tantas cosas son buenas… Te agradecemos Dios,

por todas las muestras que nos has dado de que aquí en la tierra

nuestros pies han pisado tus pequeños rastros brillantes de Cielo.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *