Mi calendario

Hoy arranqué una hoja de mi calendario,

tan rápido pasa el sonriente mayo sin cuidado.

Y ahora la gentileza de junio volará fugaz

y saludaré a la luna elegante del julio opulento.

Meses amados que pasan tan pronto, compañeros,

veo la delgada arena plateada del Tiempo para mí,

mientras aguardo con tristeza la pena del pleno invierno,

¡oh, cómo lamento los días por venir!
Son tan pocos.

El calendario es una cosa divertida para adornar un cuarto,

y aunque cante con alegría de vivir, con secreta melancolía

agrego este feliz mes de mayo a los ochenta pasados
pensando que cada página que arranco tal vez sea la última.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *