Liz lápiz labial

Oh Liz lápiz labial estaba en el negocio, aquella es la más vieja conocida en la historia,

tenía un montón de trapos de fantasía,  de su forma no hacía misterio.

Tenía un hombre, un hombre de fantasía, su nombre era Alejandro,

y él solía golpearla porque no podía comprenderla.

Ahora Liz lápiz labial, ella amaba a su hombre y no podría amar a otro,

así que cuando lo vio con una rubia de Broadway no pudo sofocar su rabia.
Lo vio una vez y lo vio dos pero la tercera casi la enloquece,

entonces caminó y entró a una tienda de campaña y compró una nueva navaja de marca.

Ahora Liz lápiz labial, los siguió a los dos porque estaba cansada de llorar,

los siguió a los dos en un hotel luminoso y allí los encontró durmiendo,

entonces los acuchilló una vez y los acuchilló dos en la yugular para romperlos,

y la sangre brillante fluyó como un arroyo entre ellos. Y sus vidas se fueron para siempre.

Ahora Liz lápiz labial fue a la policía y dice: “Mis manos están sangrientas,

y ustedes me pondrán en una celda oscura una vez que escuchen mi historia”.

Entonces la pusieron en una celda oscura hasta que su vida se terminara,

y desearía descubrir la moraleja de toda esta maldita historia.
Coro:
¡Oh, Liz lápiz labial! Qué vida miserable es ésta.
Es el demonio que condena a una chica para toda su vida, ¡oh, Liz lápiz labial!

 

traducción: Hugo Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *