El resumen

Cuando has navegado los siete mares y has marchado sobre los extremos de la tierra,

esperas al fin deslizarte a gusto junto a un buen hogar,

una cómoda cabaña en el sol, una placentera página para leer

encontrarás cuando todo esté dicho y hecho, eso es casi todo lo que necesitas.

 

Puedes haber cautivado al Grandioso y jugar un papel potente en serios asuntos de estado,

pero ahora con el corazón tranquilo permaneces junto al fuego rosado charlando con un amigo, descubriendo que requieres tan poco al final.

Y todos tus días de vuelo afiebrado por gloria, oro o conducir

te parecerán tan fútiles cuando la Noche se aproxime dolorosamente,

y sólo pedirás estar con una modesta y bendita comodidad,

con la dulzura de la simplicidad, con la rica recompensa del descanso.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *