La pequeña y vieja cabaña de madera

Cuando un hombre se descompone en su parte superior en una especie de ciudad de sartén,
y no tiene nada por venir y no puede pagar su comida,

y está en un ajuste por alquilar y vaga de aquí para allá,

y ustedes fantasean que ha estado bebiendo, él es tan flojo de los pies,

cuando él se está sintiendo furtivamente arrepentido y su cinturón está colgando holgura,

y su rostro está picudo y gris, y su corazón se deprime y gime,

entonces él está apto para pensar y desear estar de regreso

en su pequeña cabaña de madera en la sombra de los pinos.
Cuando está en el flameante desierto y su cantimplora tiene una filtración,

y está completamente solo y loco y se arrastra como un caracol,

y su lengua está tan negra e hinchada que le duele y tiene miedo de hablar,

y delira por agua y el cuervo está sobre su rastro,

cuando está hecho con el cuidado y la maldición y siente que va a llorar,

y ve a la vieja Muerte haciendo una mueca y piensa en sus crímenes,

entonces parece que tuviera una visión mientras se asienta para morir,

de la pequeña y vieja cabaña y las rosas y las viñas.

Oh, la pequeña y vieja cabaña de madera es una marca solemne y brillante,

cuando el leñador se vuelca al pecado y se dirige a la pared,

y la gente no lo entiende y él anda a tientas en la oscuridad,

y está harto de ser maldecido ¡y resiste por su llamado!
Cuando el sol de la vida se hunde se puede ver su trayecto hacia arriba,

en la montaña sombreada hacia la gloria del cielo,

y la voz de su madre llamando, y sus brazos se entrelazan amorosos,

y de algún modo uno está contento de partir, y no tiene miedo de morir,

cuando seas como un niño nuevamente y hagas nido en su pecho,

y nunca abandonarás su refugio, y te olvidarás y amarás y descansarás.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *