Mi jardín

Dicen que el mundo está tristemente enfermo
y plagado de pena y dolor.
¡Pero miren, cómo asoma mi lindo jardín
con flores en el reino del dorado!
Con música lírica en el aire, relleno de alegría en la canción,
No puedo creer que por todos lados haya odio, agresión y maldad.

Mi jardín es un paraíso y ahí paso mi día,
allí me empapo de una soleada felicidad,
increíblemente contento, sintiendo de que soy verdaderamente parte
de una paz tan extática y tranquila,
no hay una preocupación en mi corazón…
¿Cómo puede estar enfermo el mundo?
Sí, dicen que aunque la tierra esté enferma,
y sumergida en dolor,
mi jardín nunca fue tan alegre, tan inocente, tan sano.
Mis rosas se burlan de la miseria, mis zorzales compiten con la canción…
Cuando sólo puedo ver belleza, ¿cómo puede estar mal el mundo?

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *