La estancia

Hemos terminado la inmunda guerra,

hemos ganado aquello por lo que vinimos a pelear…

(¿lo hemos hecho?, no lo sé).

Pero de cualquier modo tengo mi deseo:

Estoy de regreso sobre el viejo boulevard Saint Michel,

¡y cómo brilla mi corazón!
Aunque en mi saco haya una manga vacía,

¡ah!, no piensen que me da pena

(la pensión por ella, creo, me mantendrá en camino).

Así seré libre para escribir y escribir,

y entregar mi alma al puro disfrute,

hasta que la alegría sea casi dolor,

mantenerme alejado y observar la multitud,

y adorar la juventud y cantar mi canción de fe y esperanza nuevamente,

para perseguir la belleza en todas partes,

para hacer de cada día una oración viviente

por que la vida no sea en vano.

Para cantar a las cosas que me reconfortan,

la alegría en los ojos de mi madre,

la alegría de los pequeños que juegan,

la bendita docilidad de los árboles,

de los viejos que sueñan a placer en los suaves atardeceres,

de violetas y alas de golondrinas,

de las maravillosas, ordinarias cosas en palabras de cada día.

Para rimar las noches lluviosas y ricas,

cuando como una legión saltan las luces

y toman la ciudad con oro,

de tabernas pintorescas donde sueñan poetas,

de cafés llamativamente brillosos,

y el vicio que está demasiado atrevido,

de luz de cristal, brillo plateado,

de suave y calmante nicotina,
de vino que es rico y viejo,
de acequias, chimeneas y estrellas,

de automóviles y cajas de manzana,

lo sórdido y lo sublime,

de la riqueza y la miseria que se encuentran

en cada calle grande y pequeña,

de gloria y mugre, de toda la corriente viviente que fluye

desde los príncipes hasta las mascotas que aparecen,

haré mi humilde rima.

Así que si te gusta el tipo de cosas

que a mí también me gusta cantar,

sólo échale una mirada a mi material

y si no lo haces no harás ningún daño.

En escribir tengo mi diversión, buena suerte para ti y todos,

y así termina mi libro.
 

traducción: H Müller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *