Señorita traviesa

Señorita No hagas esto y No hagas aquello

tiene una sonrisa soleada,

no puedes evitar una risa contenida

ante su ternura y su astucia.
Sus cabellos son de seda dorada,
sus ojos son de un azul reflexivo:
tal vez de los ochenta, lo mejor de los dos.

Señorita No hagas esto y No hagas aquello
es proclive a la picardía,

cuidar a esa mocosa amante de la risa es un esfuerzo,
pero cuando se cansa de bromear y jugar

y dice buenas noches,

aguardo por otro día de encanto infantil.

Señorita No hagas esto y No hagas aquello

crecerá pronto.
Espero que ella nunca arroje su sombrero hacia la luna.

Estarás triste todavía,

recordando un día antes de que ella aprenda humildemente

a prestar atención a la palabra Obedecer.

 

traducción: HM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *