Un poeta

Un poeta seguro es un tipo mentecato,

no tiente agallas como tú o yo para decir la cuenta,

no tiene la inteligencia suficiente para saber

que el juego de la vida es obtener la masa,

y luego algo más.

Trae al hermano Bill, solía ser el gran orgullo de la familia,

el primero en la escuela,

pero desde hace un año,

leyendo a Longfeller y Poe,
parece más un loco.
Se muestra abatido, con mirada débil,

deberías estar contento de no estar allí,
el modo en que mira, pensarías que evita la raza humana,

el modo en que entierra su rostro en libros intelectuales.
Lo he visto parado cerca de una hora,

sólo mirando una simple flor,

garabateando encima de un sobre,

porque la mayor parte de sus tontos escritos ni siquiera riman.
Ahora el hermano Jim es ingeniero,

y el hermano Tim cajero de banco,

mientras yo cuido el almacén,

aún Bill, el más brillante del rebaño,

debería ser un abogado o doctor,

y luego algo más.
Pero no, él enseña el culo y haraganea,

como si quisiera descubrir por qué los cielos son azules,

en vez de agacharse para aferrarse a la vida

y apilar las fichas como tú y yo.

 

Bueno, desde sus líneas finales escribí,

nos lamentamos por nuestro hermano Poeta:

Bill cruzó el mar y resolvió su problema con superarse,

ahora yace en paz y descansa en Normandía.
Murió como el más valiente de los valientes,

y aquí estoy parado junto a su tumba,

tan lejos de casa,

con sólo una cruz de madera para decir

cómo en el soplo de la batalla infernal

mientras caía gloriosamente Bill escribió su “poema”.
Robert William Service, trad. HM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *