El purista

Les presento ahora al Profesor Twist,
un científico conciente, sus administradores exclamaron “¡Nunca chapucea!”,
y lo enviaron lejos a junglas distantes.

Acampó a orillas de un río tropical,

un día perdió a su novia amada.

El guía le informó después que había sido comida por un caimán.
El Profesor Twist sólo pudo sonreir. “Quiere decir –dijo-, un cocodrilo”.

 

Ogden Nash, trad. HM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *