la última canción

Manejando por la autopista, escuchando a los chicos del country y del oeste cantar sobre un corazón roto y el blues callejero. La mayoría de las veces parece que las cosas no funcionan, y cuando lo hacen será por un tiempo muy breve. Bueno, esas no son novedades. Nada es novedad. Es la misma vieja cosa disfrazada. Sólo una cosa viene sin disfraz y sólo la verás una vez, o quizá nunca. Es ser atropellado por un tren de carga. Nos hace dar cuenta de que todo nuestro lamento sobre chicas en guingas hace mucho tiempo no es tan importante después de todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *