Se caldea el ambiente en Jujuy

Condenan a 80 años de cárcel a un cartonero jujeño por decirle al gobernador que era un cobarde sinvergüenza

(Agencia Maldita Realidad)

La noticia resonó en los pasillos de la provincia norteña, la querida botita argentina que se ha convertido en un experimento, un laboratorio de violación del estado de derecho, donde el protagonista de la nota maneja a los funcionarios de justicia, policías y gendarmes como juguetes que le sirven para gobernar como un césar moderno, a usanza y semejanza de su amigo presidente. En esta ocasión, la información no está relacionada con la presa política más calumniada y vilipendiada de la era Macri, la activista y luchadora social Milagro Sala, a quien mantiene cautiva -de algún modo “legalmente secuestrada”- por manifestar su oposición a las criminales y abyectas políticas públicas implementadas a nivel nacional y provincial desde fines del año pasado, cuando la capturó la policía jujeña. En esta ocasión, la víctima fue David Tejera, un indigente de 42 años, que hurgó por muchos años en la basura de Morales, ya que cartoneaba cerca de su casa y sabía al dedillo sus hábitos y las cosas que descartaba, producto de sus delitos, para simular su esencia de ávido trepador, cargado de una estupidez delarruesca. Un día, cuando estaba recogiendo un ventilador y una lámpara con leves rasguños y algún que otro tornillo suelto que había dejado la mucama, el gobernador salió con su short rosa ridículo, hablando por celular y escondiendo un revólver recortado entre sus pelotas. No le gustaba la pinta del indigente y sólo para molestarlo, salió a apurarlo y a correrlo del tacho de basura.

-Eh, vos, salí de acá que te cago a tiros -le dijo en tono seco y burlón.

Tejera lo reconoció enseguida pero no se amilanó. Le había prometido unos aparatos electrónicos a su compañero de desgracias, y continuó cargando los utensilios en su carro. Ya al pasar al lado de Morales, lo escupió en el short y le espetó:

-Andá, vos, cobarde y sinvergüenza como sos, metete adentro que das lástima…

Y se dio vuelta, enganchó las manijas bajo los sobacos y comenzó a andar con el paso cansino y altanero con el que caminan las personas orgullosas de su condición. Morales quedó tan sorprendido que sólo atinó a disparar de vuelta hacia su hogar para quitarse el gargajo bilioso de Tejera, no sin antes amenazarlo:

-Ya vas a ver, esto te va a salir caro, te voy a armar una causa y luego otra, y otra y otra, y no vas a salir más.

Tal es el modus operandi del gobernador, el cual se ha reforzado con la sentencia que dictó hoy a las 17.43 un tribunal penal jujeño, condenando al bueno de David a ochenta años de reclusión. No creemos que nadie reclame por él. La ONU y los organismos de derechos humanos más importantes del mundo protestaron por el aprisionamiento de Milagro Sala y ni el responsable directo, el gobernador, ni el responsable de que el gobernador esté donde esté, el presidente, se hicieron cargo ni les preocupará la injusticia cometida con otro pobre ciudadano, que ya no podrá cartonear más por las calles bucólicas de Jujuy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *