Nuevas revelaciones sobre la ideología del gobierno

por Máximo Redondo

Ayer a la noche, en la televisión pública, en el programa de horario prime time, que ni sé cómo se llama ni tampoco importa, que trata la actualidad política del país con un esperable tono complaciente, pintando una realidad hermosa y floreciente, asistí a una brevísima entrevista que el conductor, un joven parecidísimo a Luis Majul (tanto en su aspecto físico, en su voz y su rostro, como en la estupidez y el mal ejercicio que hace del periodismo, su supuesta profesión) le hizo una entrevista a un tal Alejandro Katz, a quien se le atribuía en la pantalla el rol o título de intelectual. Faltaban casualmente cinco minutos para que terminara el programa, y por suerte sólo vi la última o única pregunta de la entrevista que decía: “Sé que es complejo, difícil, pero quiero que me lo diga, ¿cómo definiría la ideología de este gobierno?” -asestó el Majulito. Katz, un veterano bien parecido, de barba prolija y canas atrayentes, sonrió y carraspeó, simulando una falsa sorpresa. Apenas lo había visto en mi vida y no tengo la menor idea de su trayectoria y labor como intelectual. Sí logré intuir que estaba ahí para ensalzar “la ideología” y alabar a Cambiemos. El hombre paladeó la siguiente respuesta: “Tenés razón, es muy difícil, porque es un gobierno ideológicamente inédito en la Argentina, que abreva de varias fuentes, como el desarrollismo, el liberalismo, cierto progresismo, tiene una corriente neoliberal pero no se lo puede encasillar. Yo te diría que es un gobierno de centro derecha moderada, muy respetado y especialmente, lo que es un atributo especial, es un gobierno que se preocupa, y mucho, por los pobres, y que ha hecho mucho por ellos”. Ante esto, Majulito replicó la sonrisa, asintió con ganas y agradeció sus palabras.  Luego de ver esto mi bronca emergió y me hizo romper un vaso y un termo. O le preguntaba sobre otro país, o este Katz es un hombre muy fantasioso, negador, inescrupuloso y sobre todo, de intelectual no le quedó un pelo luego de esa frase. Tal vez esté mal informado y no sea su culpa despachar tanta mentira y falsedad en un medio de comunicación masivo. Solicito entonces se le informe que la único ideología del gobierno es hacer honor al pensamiento hobbeseano de que el hombre es malo por naturaleza, y que eso habilita para cometer todo tipo de expolios y desfalcos. Ya Dios se encargará de los pobres en la vida ultraterrena, por lo que es acá, en la Argentina PRO de 2016, a los pobres sólo interesa ocultarlos en las cárceles, reprimirlos o directamente exterminarlos, si hiciera falta para poner en condiciones el país y que pueda organizar el Davos 2017 sin problemas, y que los visitantes -empresarios multimillonarios de todo el mundo, amigotes del presi- no se quejen de que hay gente que pide comida en las calles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *